Fuente: El Nuevo Día- Construcción

http://construccionelnuevodia.com/noticia/aprueban-fondos-para-mi-casa-propia/#.VIn2USwxug4.facebook

El presidente de la Junta de la Autoridad para el Financiamiento de la Vivienda (AFV), Alberto Lastra Power, y el director ejecutivo de la AFV, José A. Sierra Morales, anunciaron hoy la firma de la ley 197 del 2014 por parte del gobernador Alejandro García Padilla, que por primera vez establece fondos recurrentes para el Programa Mi Casa Propia que otorgará a los ciudadanos elegibles una aportación para gastos de cierre y pronto pago al adquirir su residencia principal.

“Este nuevo fondo establecido por el Gobernador podrá beneficiar a más de 3,000 familias a partir del próximo año, para que puedan adquirir su primera vivienda. De esta forma, estaremos mejorando la calidad de vida de estos ciudadanos, brindándole herramientas para que puedan edificar su hogar”, expresó el presidente de la Junta de la AFV.

Por su parte, el director ejecutivo de la AFV informó que “la persona interesada en recibir esta ayuda debe demostrar que no se ha beneficiado de este programa o alguno similar administrado por nuestra Autoridad, tener un ingreso bruto anual familiar que no exceda de $74,750 en los casos de viviendas existentes y viviendas de nueva construcción o de $98,650 en los casos de viviendas de nueva construcción o rehabilitadas en centros urbanos”.

Otros requisitos para obtener la ayuda lo constituyen el ser ciudadano de los Estados Unidos o residente permanente legal en Puerto Rico por un periodo de por lo menos un año antes de solicitar el préstamo hipotecario y no tener otra propiedad a su nombre, excepto que mediante algún proceso de divorcio o separación no se haya podido completar el traspaso del bien inmueble o que se encuentre en proceso de vender o alquilar esa única otra propiedad.

La aportación subsidiada para compra de residencias existentes será pagadera mediante reembolso al banco hipotecario y la cantidad será equivalente al 3% del precio de venta o el valor tasado, lo que sea menor, hasta un máximo de $4,000. Si la propiedad es de nueva construcción o rehabilitada ubicada en centros urbanos, la cantidad de la aportación subsidiada será el 5% del precio de venta o el valor tasado, lo que sea menor, hasta un máximo de $6,000.

“Se proyecta una inversión de $330 millones entre viviendas nuevas y existentes. Con la firma de esta ley el Gobernador se reafirma en su compromiso con la industria de la construcción y bienes raíces, dando a su vez una inyección a los préstamos hipotecarios. En un momento donde han mermado los préstamos hipotecarios, el programa Mi Casa Propia le brinda un auxilio a los potenciales compradores de casas de interés social”, indicó Lastra Power.

El precio de venta máximo de la vivienda no puede exceder de $200,000 y para unidades de nueva construcción o rehabilitadas en centros urbanos, el justo valor no puede exceder los $299,000. En todos los casos, la vivienda no puede exceder de dos unidades, ninguna de ellas comercial y una de ellas deberá ser la vivienda principal del beneficiario.

Corresponde al Secretario de la Vivienda certificar cuáles unidades serán catalogadas como viviendas de nueva construcción o rehabilitadas en centros urbanos. Finalmente, todo el que se beneficie de este subsidio tendrá que participar de una charla de consejería financiera ofrecida por una institución debidamente certificada por HUD, en o antes del cierre del préstamo hipotecario.